Seguridad informática contra todo malware

Seguridad informática contra virus, phishing y spyware, protección del correo electrónico y navegación segura en internet.

Consejos para combatir el spam telefónico



 

Recomendaciones de Consumer Eroski.

* Las llamadas a horas intempestivas para vender productos y servicios que nunca hemos solicitado son cada vez más comunes.

* Los remitentes utilizan sistemas automatizados y llevan la llamada por las redes de datos para ahorrar costes. Las tres de la mañana. Suena el teléfono. ¿Tan tarde? Será algo urgente… No, es una máquina automática que ha dado paso a un teleoperador que trata de vender cualquier producto.

Este spam telefónico se extiende al albur del abaratamiento de las llamadas, con un sistema que rentabiliza al máximo el tiempo de los vendedores y realiza llamadas aleatorias a todos los teléfonos fijos a cualquier hora del dí­a. Durante los últimos meses, miles de personas han recibido este tipo de llamadas no deseadas, que venden productos no solicitados y que se valen de artimañas para tratar de lograr que el consumidor contrate los servicios. Hay vendedores que molestan al consumidor para colocarle un servicio que ya tiene contratado el spam, hasta ahora restringido al correo electrónico, ha llegado al teléfono merced al abaratamiento de las comunicaciones por el uso masivo de Internet para conducir la voz, VoIP y mediante un software que ejerce la función de marcador automático y “predictivo”.

Una máquina consulta una base de datos y comienza el bombardeo de llamadas en busca de posibles clientes para proveedores de acceso a Internet, operadoras de telefonía móvil, compañias de seguros o bancos.

Combatir el spam en móviles

Combatir el spam en móviles

El consumidor se encuentra indefenso porque no sabe cómo esas empresas han conseguido el número y desconoce cómo detener la sucesión de llamadas. Se llegan a producir situaciones paradójicas: escuchar a vendedores de un servicio que ya se tiene contratado o descolgar el terminal y comenzar a oir tonos de llamada, como si el usuario fuera el que inicia la comunicación. Con frecuencia, ni siquiera habla una persona cuando se descuelga el teléfono, sino una grabación que informa de la promoción en cuestión, y los teleoperadores no se identifican con claridad ni tampoco explican con demasiados detalles la oferta que realizan.

La mayor parte de las llamadas que podemos recibir a nuestros teléfonos personales y a nuestros domicilios suelen ir en número oculto, suelen realizarse por medio de operadores bien formados y buscan a una persona en concreto por la que preguntar, en función del nombre del titular de la linea, si se contrato un servicio de llamadas + internet con el nombre de un familiar, seguramente preguntaran por el para ofrecer los servicios de otra compañia. Generalmente el usuario se enfrenta a una llamada irritante pues los operadores tienen órdenes de no identificarse ni dar datos concretos de la empresa ni de la procedencia de la llamada, sólo pueden tantear al usuario con el servicio que quieren ofrecer y si su respuesta es positiva entonces tratar de vender, pero nunca revelan al usuario su identidad ni de donde sacaron sus datos.

Si el usuario se pone nervioso y se enfada, pidiendo que el operador se identifique o que dejen de enviarle publicidad que no ha solicitado, entonces cuelgan, esto puede resultar muy molesto porque tratan de sacarte información de forma desleal sin presentarse. Llamadas con número oculto o sin pudor. Antes, este tipo de llamadas se identificaban con claridad porque ocultaban su número y en la pantalla del teléfono sólo se leía “número privado”, “número oculto” o “no disponible”. Sin embargo, ahora lo muestran sin ningún pudor gracias a la facilidad con la que se pueden adoptar los números desechables o virtuales, asignados a líneas de telefonía de voz sobre IP. De esta manera, el marketing resulta más eficaz porque se camuflan como números de la misma provincia y la tentación de descolgar es más grande.

Una nueva ley prevé sanciones económicas y el cese de servicios en casos graves Para minimizar este fenómeno, el Ministerio de Sanidad y Consumo proyecta una ley que traslada una directiva europea (2005/29/EC) al ámbito nacional. Este tipo de llamadas se consideran prácticas de competencia desleal y su aprobación permitirá poderlas perseguir legalmente. Además, según el informe sobre el anteproyecto de ley emitido desde el ministerio, el spam telefónico puede modificar “el comportamiento económico de los consumidores” e “inducir a error” a los destinatarios en temas como la “asistencia postventa o el tratamiento de las reclamaciones”. Todavía no se ha determinado el tipo de castigo que conllevará incumplir la ley, pero se barajan las sanciones económicas y el cese de servicios en los casos más graves.

Cómo librarte de estas llamadas:

* Dar de baja el número de teléfono fijo de las guías de teléfonos, lo que se debe hacer con el operador con quien se tenga contratada la línea. Los clientes de Telefónica pueden realizar ese trámite con una llamada al número gratuito 1004. Una de las fuentes principales de las bases de datos de las compañias de telemarketing se encuentra precisamente en este tipo de datos públicos. * Dejar muy claro que no se está interesado en ninguno de los servicios ofertados. Si los teleoperadores ofrecen volver a llamar a otra hora en que la persona no está ocupada, se corre el riesgo de que efectivamente se pongan en contacto de nuevo. A menos que haya verdadero interés, resulta más conveniente descartar la opción desde el principio. * Pedir a la operadora que rechace automáticamente las llamadas procedentes de número oculto, privado o no disponible. Se trata de un servicio obligatorio por ley, aunque las operadoras cobran por prestarlo. El lado negativo de esta decisión se encuentra en que se pueden perder llamadas importantes. * La alternativa más casera consiste en descolgar y poner en silencio el micrófono del teléfono. Al no captar ningún ruido, la máquina que efectúa las llamadas entenderá que no ha descolgado el teléfono una persona y no pasará la llamada a ningún teleoperador. * En Internet se pueden encontrar sitios como WhoCallsMe, WhoCallUs o CallerComplaints.com donde las propias víctimas dejan constancia de los números que les han telefoneado, de forma que pueda servir de guía para otras personas.

Consejos para evitar que filtren nuestros datos:

* Es importante que tengamos en cuenta que la ley de protección de datos nos ampara, podemos denunciar si hemos recibido llamadas o mensajes sms publicitarios sin haber dado nuestros datos a la empresa anunciante y también debemos denunciarlo en caso de recibir publicidad con otro tipo de servicios diferentes a los que solicitamos si dimos nuestros datos. Es decir, si facilitamos nuestros datos a empresas para recibir un servicio muy concreto, no deben utilizar nuestros datos para enviarnos publicidad o para que terceros nos envien publicidad de servicios que no son los que pedimos.

* Hay que mantener la calma y control sobre uno mismo, incluso tomarselo con humor, de este modo podemos tantear nosotros a los operadores a ver como responden cuando tratamos de sonsacarles informacion sobre donde sacaron nuestros datos y quienes son. Si nos sentimos ociosos ese dia, seguro que nos reimos viendo por donde salen, que les han enseñado en el proceso de formación, si se echan para atrás y cuelgan…

publicidad




Temas:

Si te parecio interesante la entrada, puedes considerar suscribirte de forma totalmente gratuita, por feed o por email, para recibir nuevos contenidos cuando sean publicados, te avisaremos de noticias, utilidades para proteger tu ordenador y consejos para la navegacion segura en internet.

Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:



Publicaciones relacionadas:


1 Comentario

  1. Instituto Nacional Para El Control De Spam Telefónico (INPECDST)

    Este instituto recomienda que se utilicen todos los medios para recopilar información a partir del número que llama con los instrumentos y formas que sean necesarios y publicarlos en páginas. Alguna vez si caen estos datos en manos de la Fiscalia ya actuarán contra ellos, ya que facturan cifras exorbitantes con sus sociedades y por descontado no pagan los impuestos correspondientes, ademas de tener anotaciones de fallidos, creditos incobrables en el Registro Mercantil y expedientes del Instituto Nacional de Estadistica. Siempre hay que tener en cuenta que los afectados somos millones, o sea que tenemos la fuerza suficiente para acabar con estos chinches.

Enviar un comentario

Gracias por aportar tu punto de vista al respecto.